17 mar. 2014

Enredadas#Argentina

Una paseo por el feminismo en La Habana ISABEL MOYA RICHARD



Por: Valeria Berman
Llevaba ya varios días en La Habana, a la que había asistido a cursar el “Postgrado lnternacional de Comunicación y Género” que dicta todos los años el Instituto de Periodismo José Martí; en los que había sumado a mi vida grandes amigos que no olvidaré jamás, mis compañeros de estudio. 
Colegas periodistas, comunicadores y profesores de Colombia, Ecuador, Venezuela, México y hasta del País vasco, que habían asistido como yo a estudiar y con los que no sólo compartimos el hospedaje en la Residencia estudiantil El Costillar de Rocinante, sino que nos convertimos en una especie de escuadrón a favor de la igualdad, la integración, la diversidad, y la apuesta por poner en valor el sueño de una comunicación inclusiva, diversa y en proceso la transformación de roles, estereotipos y juicios de valor signados por la cultura tradicional.

Isabel Moya Richard era la Comandante de este escuadrón durante gran parte del día en las clases dadas en el Instituto. Aunque ni bien terminaban las jornadas de formación, todo el grupo salía a pasear por La Habana a conocer sus lugares históricos, su gente, las plazas de La Habana Vieja, las librerías, la zona de Centro Habana, los museos, la Fortaleza de la Cabaña, donde el Che Guevara estableció su sede al triunfo de la Revolución. Y por supuesto, la noche formaba parte del menú de atracciones, beber mojitos y compartir experiencias de trabajo en nuestros países, sentir el calor del caribe y divertirnos en un país que nos extasiaba minuto a minuto y del que no podíamos parar de disfrutar y dejar de aspirar como esponjas su cultura, sus valores, su dignidad brillando en cada esquina, en cada cartel con alguna frase de Martí, del Che, o de otros poetas desconocidos para nosotros.






Como decía cuando comencé con esta columna, llevábamos ya varios días viviendo La Habana, escuchándola en clase a Isabel Moya, incorporando información sobre la condición social, de derechos, de acceso a la salud de las mujeres en Cuba, cuando Isabel nos invitó como cierre de sus clases a una velada en su casa, “no muy tarde chico, que mañana debo estar en la feria del libro por la mañana, temprano”.

Hasta Habana Centro fuimos con el grupo de amigos, compañeros, alumnos, allí nos recibió Isa con su esposo Juan Carlos, un artista plástico reconocido en Cuba y la hija de ambos, con su novio.

Entrar a la casa de Isa y Juan Carlos fue una experiencia única, de esas que no aparecen en los catálogos de ventas de tours por La Habana, organizados por una agencia de viajes.

Según Isa, cuando ambos se casaron, Juan Carlos compró esta casa en condiciones derruidas, perteneciente a la época de fines del siglo XIX o principios del Siglo XX. Su anterior propietario era un bailarín que al parecer se dedicaba a realizar tertulias y fiestas dionisíacas, por lo que la casa estaba toda pintada de colores, y a simple vista no parecía un hogar para una pareja de recién casados. “Es que tú te la tienes que imaginar, mira estas columnas” le decía Juan Carlos, y “yo es que no tenía tanta imaginación sabes”, contaba Isabelita riéndose a carcajadas. El destino o como repite Isabel, haciendo alusión al concepto de Lezama Lima, el “azar concurrente” hizo que se quedaran y que gracias al don de artista de Juan Carlos, la dejaron no sólo habitable, sino una casa muy original, en cuya amplia galería, típica de las casas de ese período, él montó su estudio. Se destacan las columnas de origen… y las paredes vestidas con las obras de Juan Carlos, como el “Fidel” pintado mientras permanecía en el ejército con betún de zapatos, y también una serie en la que Juan Carlos homenajea a otros artistas como Da Vinci, Botero, emulando sus obras pero con su propio estilo. 

En esa enorme y colorida galería fue donde nos recibieron con las ventanas abiertas a la calle, San Lázaro, muy cerca de la Universidad Nacional de La Habana.

Isabel con su enorme sentido del humor nos contó sus inicios en el periodismo, cuando la mandaron a trabajar a la revista Mujeres, “sentía que estaba realizando una tarea menor, pero es que esto de hablar de mujeres, me decía a mi misma, pues yo quiero investigar otras cosas”, sin embargo, poco a poco fue incorporando con la seriedad y metodología que la caracteriza el estudio e investigación sobre la teoría de género, hasta convertirse luego en una referente indiscutida en la Academia sobre los estudios de Género en Cuba.


Isabel Moya es Doctora en Ciencias de la Comunicación, y ha trabajado, investigado y publicado “Nexos entre la Teoría de Género y la Teorías de la Comunicación” Es la directora de la Editorial de la Mujer, que edita las revistas Mujeres y Muchacha.

El primer número de la revista Mujeres salió el 15 de noviembre de l961, (ya con el triunfo de la Revolución) la imagen en su portada era una mujer humilde y negra, esta elección representaba la declaración de principios de un colectivo que nacionalizó la revista Vanidades y el "american way of life" del magazine americano, y se propuso, realizar un periodismo ético, revolucionario, desde y para las mujeres, y contribuir a difundir y socializar las ideas de la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres.

Isabel Moya, es profesora titular adjunta de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de La Habana e integra el Comité Académico de la Maestría en Género de la Cátedra de la Mujer de ese centro. Preside la Cátedra de Género y Comunicación del Instituto Internacional de periodismo José Martí y coordina el Diplomado Internacional de Género y Comunicación.

Entre otros textos de investigación y de uso académico, es autora de:


Sin Contraseña. Género y trasgresión mediática. Amecopress. Madrid, 2010.

El sexo de los ángeles. Una mirada de género a los medios de comunicación. Editorial Acuario. La Habana, 2010.

Del Azogue y los Espejos. Ensayos de Comunicación y Género. Colección Pensamiento y Creación. Instituto Michoacano de la Mujer. México, 2007.

Esto nos dijo luego de beber, conversar sobre la vida, sobre la casa, sobre las mujeres, las masculinidades, sobe el periodismo en Cuba y luego de haber pasado largas horas estudiando en el Instituto de periodismo José Martí. El audio es sólo un resumen conciso sobre “que es el feminismo” según ella.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por enREDarte .