23 feb. 2011

Enredadas España : Como poesía para nuestros oídos



Cada vez que repensamos y re-escuchamos los programas aprendemos más. Yo, particularmente, confieso que aun tengo mis trabas cuanto a escuchar mi propia voz. Por lo que escribir sobre la experiencia única de cada programa proporciona una relectura que me resulta muy útil. Como dijo Clarice Lispector, “escribir es tratar de entender, es tratar de reproducir el irreproducible, es sentir hasta el último final el sentimiento que permanecería apenas vago y sofocante”. Esto por un lado, siendo algo más personal.

Por otra parte, las Enredadas pensamos abrir este espacio en el blog para compartir nuestras impresiones sobre los programas que hacemos. Comunicarnos de otra forma. Ir más allá de las ondas. Más allá de las silenciosas ideas que, fácilmente, se pueden quedar atrapadas en nosotras mismas. Escribir.

Cuando estamos en el aire, a veces hay una oleada de ideas y a veces nos quedamos en blanco. Pero en una u otra situación, siempre hay sensaciones que se quedan suspensas, siendo imposible transmitirlas en el mismo momento. Y no siempre tenemos ganas de mantener esas sensaciones en privado (otra veces sí). Por lo que, cada vez que a alguna de nosotras se nos ocurra devanear sobre esas sensaciones, otra reseña tendrá entrada.

Estuvimos un mes sin hacer programas en directo, volviendo el miércoles, 26/01, a las 20:30. Y volvimos con ánimo, ideas y temas para compartir en el aire. Uno de esos temas: la poesía. Aunque la poesía siempre ha estado presente en nuestros momentos Enredadas, sea a través de la música, sea a través de autoras que son citadas o de compañeras que dan voz a sus composiciones. Aun así, nuestro afán poético nos llevó a un programa entero dedicado a enlazar poesía con música.

Fue el miércoles, 09 de febrero. Y, físicamente presentes, estuvimos Conxita, Magdalena y yo. Estábamos cansadas del día y empezamos compartiendo la canción de Concha Buika, “Jodida pero contenta” - lo que tradujo muy bien nuestro estado de ánimo. Luego, tomaron lugar las palabras de Gioconda Belli y su “Invitación feminista”. Y, sin previo acuerdo pero porque el momento así lo pidió, Gioconda se hizo muy presente en la hora y media de programa.

Invitación feminista
Yo,
mujer de la luna,
te convoco a besarme.
Te convoco a los cráteres
de mi geografía.
Ven.
Despójame de temores.
Apacienta rebaños
en mis colinas.
Yo,
mujer de la tierra
te convoco a un amor de signo nuevo,
un amor vegetal de mil semillas,
alto, sólido, tronco de los árboles.
Ven.
Despertemos del barro.
Te invito al aire de mis nuevas alas.
Yo,
mujer vientre de sol,
te convoco a la luz,
a juntarte conmigo al medio día.
Ninguna sombra entre nosotros medie.
Ven.
Álzate conmigo hasta el cenit.
Mírame desde la misma altura.
Juntos apaciguaremos la muerte.
Juntos enterneceremos las piedras.
Juntos abriremos el mar.
Nos tomaremos la Tierra Prometida.
Incendiaremos el rostro de los siglos.

(Gioconda Belli, en: “El ojo de la mujer”)

Magda siguió leyendo otro poema de Gioconda y Conxita finalizó con uno de Norah Almohada, “La piel”.

Confieso que fue todo un éxtasis leer y escuchar y, cuando cerramos el bloque con las voces de Naik-Madera (grupo guatemalteco), yo misma sentí ganas de gritar, hablar “con la voz de muchas que callan”, como decía la canción.

Sin que nos diéramos cuenta, la impresión que tuve es de que los bloques del programa empezaron a tomar proporciones terapéuticas. En los momentos que no estábamos en el aire, seguíamos la conversación, que iba siendo diseñada por aquél momento poético. Íbamos filtrando las tensiones del día, los ciclos y nuestras energías. Intercambiando energía sobretodo. Disfrutábamos de esa lucidez poética, del “dolor y único placer que uno puede conocer”, como rezaba Alejandra Pizarnik, poetisa argentina, en la voz de Magda.

La lucidez es un don y es un castigo.
Está todo en la palabra.
Lúcido viene de Lucifer, el arcángel rebelde, el demonio.
Pero también se llama Lucifer el lucero del alba, la primera estrella, la más brillante, la última en apagarse.
Lúcido viene de Lucifer y Lucifer viene de Luz y de Fergus, que quiere decir el que tiene luz,
el que genera luz, el que trae la luz que permite la visión interior: el bien y el mal, todo junto, el placer y el dolor.
La lucidez es dolor y el único placer que uno puede conocer, lo único que se parecerá remotamente a la alegría será el placer de ser consciente de la propia lucidez.
El silencio de la comprensión, el silencio del mero estar.
En esto se van los años.
En esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik)

Nos animábamos a leer lo que nos salía en el momento. Las canciones, las que nos salían en el momento. Las dedicatorias, las que pedían el momento. El programa fue tomando forma a lo largo de la hora y media. Fue momento de derribar muros, como los que cercan nuestras propias composiciones poéticas y las privan de voz. Y así pude yo hacerme oír, desatando mis propios nudos.

Sem palavras
Nó na garganta
Voz não canta, nem encanta
Nem mesmo espanta
Apenas o nó
Nó que retrai
Que trai o que de mim sai
Que prende o que em mim vive
E nem em lágrimas ele me faz livre
Nem mesmo os olhos resistem ao silêncio
E dissimulam o que não foi enunciado
As mãos sequer registram os tremores dignos do dissabor
Nenhum sinal de suor
Corpo inteiro tomado pelo nó.

(Júlia Araújo)

Fue un programa para sentir, como comentamos justo al principio. Fue poesía a través de los cuerpos. Cuerpos alzados por las voces. Y voces que ocuparon el espacio.


Algunos otros poemas y referencias que salieron en el programa:

Reinvención
La vida sólo es posible
reinventada.
Va el sol por los campos
y pasea su dorada mano
por las aguas, por las hojas...
¡Ah, todo burbujas
que brotan de hondas piscinas
de ilusión... - nada jamás.
¡Ah!, todo burbujas
Pero la vida, la vida, la vida,
la vida sólo es posible
reinventada.
Viene la luna, viene, retira
las cadenas de mis brazos.
Me proyecto por espacios
llenos de tu figura.
Sola, equilibrada en el tiempo,
me desprendo del vaivén
que más allá del tiempo me lleva.
Sola, en la tiniebla
permanezco: recibida y dada.
Porque la vida, la vida, la vida,
la vida sólo es posible
reinventada.

(Cecília Meireles)

El poeta
No se si las actuales condiciones del mundo permiten el equilibrio de forma y expresión, porque serían raros los poetas en tal estado de vivencia puramente poética, libres del aturdimiento del tiempo, que logren hacer del grito música, esto es, que creen poesía como se forman los cristales. Pero creo que todos padecen, si son poetas. Porque al final se siente que el grito es grito y la poesía ya es el grito (con toda su fuerza), pero transfigurado.

(Cecília Meireles)

Lua Adversa
Tenho fases, como a lua
Fases de andar escondida,
fases de vir para a rua...
Perdição da minha vida!
Perdição da vida minha!
Tenho fases de ser tua,
tenho outras de ser sozinha.

Fases que vão e que vêm,
no secreto calendário
que um astrólogo arbitrário
inventou para meu uso.

E roda a melancolia
seu interminável fuso!
Não me encontro com ninguém
(tenho fases, como a lua...)
No dia de alguém ser meu
não é dia de eu ser sua...
E, quando chega esse dia,
o outro desapareceu...

(Cecília Meireles)

Motivo
Eu canto porque o instante existe
e a minha vida está completa.
Não sou alegre nem sou triste:
sou poeta.

Irmão das coisas fugidias,
não sinto gozo nem tormento.
Atravesso noites e dias
no vento.

Se desmorono ou se edifico,
se permaneço ou me desfaço,
— não sei, não sei. Não sei se fico
ou passo.

Sei que canto. E a canção é tudo.
Tem sangue eterno a asa ritmada.
E um dia sei que estarei mudo:
— mais nada.

(Cecília Meireles)
* Salió en el programa en una versión musicada por el cantautor brasileño Raimundo Fagner. Encontré la versión a través del blog http://musicapoesia.blogspot.com/, cuyo autor hizo un excelente trabajo de recompilación de poemas que fueron musicados.

Os versos que te fiz
Deixa dizer-te os lindos versos raros
Que a minha boca tem pra te dizer !
São talhados em mármore de Paros
Cinzelados por mim pra te oferecer.

Têm dolência de veludos caros,
São como sedas pálidas a arder ...
Deixa dizer-te os lindos versos raros
Que foram feitos pra te endoidecer !

Mas, meu Amor, eu não tos digo ainda ...
Que a boca da mulher é sempre linda
Se dentro guarda um verso que não diz !

Amo-te tanto ! E nunca te beijei ...
E nesse beijo, Amor, que eu te não dei
Guardo os versos mais lindos que te fiz!

(Florbela Espanca)

Eu e ela
Sou luz roubada
Vou do nada ao esplendor
Parto em quatro a minha saga
Reviro mares e entranhas
Toco-a como minha, numa ansiedade apertada
Dou-lhe inconsciência, numa explosão de tremores
O suor da sua superfície é a maré mesma que eu domino
São gotas que a tocam em cada canto escuro e secreto
E encontram o momento exato da plenitude
Tal como minha luz a encontra
Tal como ela me conta.

Luz roubada que me toca em cada canto escuro e secreto.

(Júlia Araújo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por enREDarte .